DR-CAFTA Tratado de Libre Comercio de las Américas

Temas relevantes acerca del tratado de libre comercio, República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos. Buscador de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) de la República Dominicana www.minegociodr.com

Mi NegocioDR

 
Web Mi NegocioDR

lunes, junio 26, 2006

El apetito del Scotiabank crece en RD y Centroamérica, seducido por el aroma del DR-CAFTA



En 1998, el Scotiabank era el noveno banco del sistema financiero dominicano, de acuerdo con el tamaño de sus activos. Tras la compra de las operaciones minoristas del Citibank, en la tercera semana de abril pasado, la entidad asegura ser el quinto banco más grande de República Dominicana, a lo que se suma su indiscutible mayor antigüedad.

Con presencia en local desde 1920, "el banco más internacional de Canadá” mantuvo una posición de bajo perfil y aparentemente sin muchas ambiciones durante 8 décadas. Pero realmente, ¿dormía u observaba? Lo que está claro es que pasó de una postura “tímida” o dormilona a una hiperactividad inusual en el mercado dominicano. Lo mismo hizo y continúa haciendo en Perú, El Salvador, Costa Rica, México, y Chile, además de mantener su presencia en Venezuela y Brasil.

Rick Waugh, presidente y director general del Scotiabank Group, afirmó: “No queremos crecer a corto plazo, sino a largo plazo”.

Con un gran apetito por las adquisiciones, en República Dominicana el grupo crea las bases para ese crecimiento. En 2003 compra activos de Baninter por un monto de US$25 millones. La operación contribuyó a la obtención de beneficios netos por RD$1,183.5 millones o una rentabilidad patrimonial de casi un 50%, mientras fue 28% en 2003. “Los problemas en el sector financiero fueron una oportunidad para expandirnos (en RD) porque llevamos las mejores prácticas”, dijo Waugh.

Luego compró la cartera de banca personal del Citibank, el segundo banco extranjero más antiguo en el país. Y el apetito continúa. Tim Hayward, vicepresidente ejecutivo de Banca Internacional del Scotiabank Group afirmó: “Estamos hablando con muchos bancos en República Dominicana. Si hubiera posibilidad de adquirir algo, estaríamos interesados”.

“Los jóvenes piden préstamos, los viejos gastan sus ahorros”, concluyó Rick Waugh, frente a delegaciones de periodistas de República Dominicana, El Salvador, Chile, México y Perú, en una rueda de prensa realizada el 14 de junio en el piso 66 del edificio corporativo del grupo en Toronto, Canadá.

Explicaba el interés del Scotiabank por los mercados emergentes latinoamericanos, donde la población joven garantiza una demanda de servicios bancarios por mucho tiempo, y por lo tanto posibilita el crecimiento del grupo, lo que no es posible en Canadá por ser un mercado maduro.
En el caso dominicano existe otro atractivo. “República Dominicana juega un rol importante en el DR-CAFTA, donde vamos a trabajar de la misma manera que con el NAFTA”, dijo Rick Waugh.


Al igual que con México, el esquema de integración permitiría una expansión del intercambio comercial entre los países de la región y de estos con Estados Unidos. Este sería un espacio fértil para los negocios del grupo, mediante inversiones en nuevas tecnologías, apertura de sucursales y “si es posible, con nuevas adquisiciones”.

La más reciente de las adquisiciones fue la compra el 13 de junio de la Corporación Interfin de Costa Rica por US$330 millones, casa matriz del mayor banco privado de ese país centroamericano. Además, en esa región el Scotiabank tiene presencia en El Salvador, donde ingresó en 1997. En ese país adquirió el Banco del Comercio en 2005, el cuarto más grande. También tiene bancos subsidiarios en Panamá y Belice, en este último país con el segundo más grande.

Al igual que en República Dominicana, las adquisiciones en esa región han sido fuentes de elevadas rentabilidades. En ese sentido, tras la compra del Banco del Comercio de El Salvador, las utilidades netas en Centroamérica saltaron de unos US$16 millones en 2004 a cerca de US$26 millones en 2005. Las proyecciones para 2006 se acercan a los US$45 millones.
México es el gran mercado del Scotiabank fuera de Canadá, de donde obtuvo el 15% de sus utilidades, ascendentes a US$1,700 millones en 2005.


En ese país cuenta con 424 sucursales y para finales del 2006 contempla abrir otras 70 sucursales. En Perú, con la fusión del Wiese Sudameris y el Banco Suramericano, espera alcanzar el tercer lugar en la participación de ese mercado, un 18% de los depósitos y los préstamos. En Chile es dueño del séptimo banco privado más grande con 57 sucursales y 1,187 empleados. “América Latina es una de nuestras prioridades máximas”, puntualizó Waugh.

Fuente: Clave Digital

www.minegociodr.com