DR-CAFTA Tratado de Libre Comercio de las Américas

Temas relevantes acerca del tratado de libre comercio, República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos. Buscador de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) de la República Dominicana www.minegociodr.com

Mi NegocioDR

 
Web Mi NegocioDR

sábado, junio 24, 2006

¿OMC vs DR-Cafta?



Diversas organizaciones han comenzado a cuestionar la relación entre el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y República Dominicana con Estados Unidos (DR-Cafta) y los acuerdos alcanzados en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

De acuerdo al estudio de Oxfam, “el Cafta discrimina a los campesinos centroamericanos”, el tratado no contempla ningún trato diferenciado ni especial para los productos de la región, lo que deja en seria desventaja a los productores de la región, incapaces de competir en condiciones de desventaja dados los altos subsidios a la producción y la exportación, afirma Carlos Galián Barrueco, oficial de Incidencia Política de Oxfam Internacional.

El representante de Oxfam señala que “esto rompe con el espíritu de la propuesta de los Productos Especiales, que permitiría la exclusión de varios productos y sólo para el caso de los países en desarrollo”.

En esta línea agrega que Estados Unidos excluyó no solamente el azúcar sino otros 47 subproductos de la misma, denominados partidas arancelarias, mientras Centroamérica solamente lo hizo con una, en lo que Oxfam reconoce como el trato de países pobres al país más grande y desarrollado”.

Además, el DR-Cafta estableció el derecho de todas las partes a aplicar salvaguardias. Estados Unidos con este tratado podría aplicar salvaguardia especial a 120 líneas arancelarias, mientras que Centroamérica sólo lo podrá hacer a 60, es decir la mitad.

El estudio de Oxfam señala que muchos de los aranceles acordados con el DR-Cafta podrían bajar todavía más en el marco de la OMC.

Según Galián, el DR-Cafta pretende eliminar los aranceles, mientras que la OMC establece una reducción estratificada de los mismos.

Esto puede significar un impulso para los productos de exportación, mientras que supone un grave riesgo para los de consumo interno que no tienen capacidad de competir, como los granos básicos, carne, lácteos, quedando desprotegidos.

Sin embargo, la directora de Organismos Internacionales, del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), Saramelia Rosales, sostiene que no hay contradicciones entre lo que establecen ambos acuerdos, dado que el proceso de apertura del país ha bajado los aranceles progresivamente desde hace casi 10 años.

Dijo que en el caso de los aranceles, los que ya tiene aplicados, Nicaragua están muy por debajo de lo que establece la OMC, “en el caso del azúcar tenemos un arancel del 100 por ciento en OMC, y lo que aplicamos por efecto de negociaciones es 50 por ciento”.

Indicó que adicionalmente en el grupo de los 33 que aglutina a países poco desarrollados, se está impulsando la definición de productos especiales para países en desarrollo y la aplicación de salvaguardias especiales a productos altamente sensibles.

Pero también, según Oxfam, hay contradicciones entre el tratamiento que ambos dan a los aranceles consolidados y los aplicados.

Los primeros son un techo que se pueden aplicar, mientras que los segundos son los que realmente se están aplicando.

En este sentido la OMC “permite aumentar los aranceles aplicados siempre que se mantengan por debajo de los aranceles consolidados”, el DR-Cafta no permite ningún aumento en estos aranceles.

Otra diferencia sustancial, sostiene Galian es que la OMC toma como referencia para la reducción arancelaria los aranceles consolidados, mientras que el DR-Cafta toma como referencia los aplicados, que en el caso de Centroamérica son inferiores.

Pero en el caso del azúcar, afirma, el caso es más agudo. Si bien Centroamérica le dio una concesión significativa, estableció mecanismos de compensación adicional como el dejar fuera 47 partidas arancelarias de derivados del azúcar que no podrán entrar libremente a Estados Unidos, mientras que éstas sí lo podrán hacer hacia Centroamérica, “hablamos de todos los derivados del azúcar”, dijo.

Una de las principales preocupaciones de República Dominicana está centrada en revisar el peligro que esto representa en el tratado principalmente para el jarabe de maíz.

De acuerdo con el estudio, Estados Unidos podría hacer uso de “un mecanismo de compensación de azúcar y sus derivados”, que permite a Estados Unidos compensar a los productores centroamericanos para que no hagan uso de sus cuotas de exportación.

Por otro lado, agrega que los acuerdos del DR-Cafta no establecen ningún tipo de trato especial ni diferenciado de Estados Unidos como país desarrollado, tal y como lo establece la OMC, “el trato especial y diferenciado de esos países será parte integrante de todos los elementos de la negociación, con inclusión de la fórmula de reducción arancelaria, el número y el trato de los productos sensibles, la ampliación de los contingentes arancelarios y el período de aplicación”. Es decir, el istmo negoció de igual a igual con Estados Unidos.

Para el caso de Nicaragua, los negociadores oficiales del Gobierno han insistido en que el país fue el que mejor negoció y que además logró una mayor protección para sus productos.

No obstante, este trato de igualdad deja sin opciones a la región a la hora de negociar reducciones arancelarias en la OMC, tal y como está previsto para la próxima reunión de esa organización en Hong Kong, en diciembre próximo.

www.minegociodr.com