DR-CAFTA Tratado de Libre Comercio de las Américas

Temas relevantes acerca del tratado de libre comercio, República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos. Buscador de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) de la República Dominicana www.minegociodr.com

Mi NegocioDR

 
Web Mi NegocioDR

lunes, junio 26, 2006

Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana

Por Definición General

El Tratado de Libre Comercio de América Central y la República Dominicana (Dominican Republic-Central America Free Trade Agreement, DR-CAFTA, en inglés), más comúnmente conocido como CAFTA-RD en inglés y en español se conoce como TLC RD-CAUSA (Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamércia y Estados Unidos de Norteamérica), es un tratado de libre comercio todavía en negociaciones (julio 2005).

Anteriormente conocido como CAFTA, el tratado originalmente incluía solamente a los Estados Unidos y los países de centroamericanos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, y Nicaragua. En el 2005, la República Dominicana entró en las negociaciones y el tratado comenzó a llamarse CAFTA-RD BBC.

Otras naciones centroamericanas y antillanas no incluidas en el tratado son Belice, Panamá, Haití y Cuba. Panamá está actualmente en negociaciones con los Estados Unidos para un tratado de Libre Comercio bilateral y Belice pertenece a la Comunidad del Caribe (CARICOM). Haití recibió preferencias comerciales con los Estados Unidos por el Acta de Recuperación Económica de Haití (Haiti Economic Recovery Opportunity Act, HERO).

El Senado de los Estados Unidos aprobó el CAFTA-RD el 30 de junio de 2005 por votación de 54-45, menos de los 2/3 requeridos para la aprobación formal de un tratado. El 28 de julio de 2005, la Cámara de Representantes aprobó el tratado con votación de 217-215. Hasta el momento han aprobado el tratado El Salvador, Honduras y Nicaragua. Por otro lado, Costa Rica, Guatemala y la República Dominicana no han decidido al respecto (agosto 2005).

Objetivos

El objetivo del acuerdo es la creación de una zona de libre comercio, similar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), el cual actualmente incluye a Canadá, Estados Unidos y México. El CAFTA-RD también es visto como un paso intermedio para la creación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), otro acuerdo más ambicioso aún que incluiría a naciones de Sudamérica y el Caribe (con la excepción de Cuba). Canadá está negociando otro tratado similar denominado Acuerdo de Libre Comercio de Canadá - América Central.

Si es aprobado por los congresos de todos los países participantes, serán eliminados los impuestos aduanales en aproximadamente 80% de los productos de exportación estadounidenses y el resto se irá reduciendo gradualmente durante la siguiente década. Debido a la Iniciativa del Gobierno Estadounidense para la Cuenca del Caribe, la mayoría de los bienes producidos en Centroamérica y el Caribe entran a los Estados Unidos libres de impuestos.

Como resultado, la implementación del CAFTA-RD no implicará reducciones substanciales en los impuestos aduaneros de las importaciones estadounidenses, cuando son comparadas con las de los demás países del acuerdo.

Con la adición de la República Dominicana, la economía de mayor tamaño de la región, el área comprendida por el CAFTA-RD es el segundo mercado de exportación latinoamericano, detrás solamente de México, adquiriendo 15 millardos de dólares al año. Las negociaciones en ambos sentidos alcanzan unos 32 millardos de dólares.

A pesar de no ser necesariamente parte del Plan Puebla Panamá, el CAFTA es un precursor necesario para la ejecución del dicho plan por el Banco Interamericano de Desarrollo. El plan incluye la construcción de carreteras que enlazan a Ciudad de Panamá con Ciudad de México y llegan hasta Texas y el resto de los Estados Unidos.

La eliminación de los impuestos aduaneros, en caso de ser ratificado el tratado, no implican necesariamente que los impuestos pagados por los trabajadores y consumidores vaya a reducirse.

Apoyo

El presidente estadounidense George W. Bush anunció en enero de 2002 que el CAFTA era una prioridad de su administración, actitud también tomada por el Congreso. Las negociaciones comenzaron en enero de 2003 y se logró acuerdo con El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua el 17 de diciembre de 2003, y con Costa Rica el 25 de enero de 2004.

Ese mismo mes, comenzaron negociaciones con la República Dominicana para que se uniera al CAFTA. El 28 de mayo de 2004, los Ministros de Comercio estadounidense (Robert Zoellick) y costarricense (Alberto Trejos), los Ministros de economía salvadoreño (Miguel Lacayo) y guatemalteco (Marcio Cuevas), el Ministro de Industria y Comercio hondureño (Norman García) y el Ministro de Desarrollo, Industria y Comercio nicaragüense (Mario Arana) firmaron el documento en el edificio de la Organización de Estados Americanos.

Las negociaciones, y una segunda ceremonia de ratificación, con la Secretaria de Estado de Industria y Comercio de la República Dominicana, Sonia Guzmán, tuvieron lugar el 5 de agosto de 2004.

Debido a la falta de apoyo popular, más la oposición de la sociedad civil, muchos grupos activistas, partidos de izquierda y sindicatos de Centroamérica, el CAFTA-RD es visto como un paso vital para el ALCA (el cual también carece de apoyo popular) por parte de sus promotores, debido a que los bienes importados y exportados desde y hacia el resto de Latinoamérica tienen que pasar por esta región.

Sin el apoyo de estos países, el ALCA es casi imposible. Los Estados Unidos y ciertos grupos corporativos como la Asociación Nacional de Productores de Trigo (National Association of Wheat Growers) argumentan que el tratado abrirá nuevos mercados a manufactureros norteamericanos, y ayudará a las naciones centroamericanas a modernizer sus economías, creará derechos para la protección de los trabajadores que mejorará e impulsará leyes laborales, y mejorará los estándares ambientales.

El CAFTA-RD es apoyado por la Coalición para el Comercio de Alta Tecnología de los E.E.U.U. (U.S. High-Tech Trade Coalition), cincuenta y dos organizaciones de agricultura y alimentos, Microsoft, la Asociación Nacional de Manufactureros (National Association of Manufacturers), la Cámara de Comercio Estadounidense (U.S. Chamber of Commerce) y varias organizaciones centroamericanas incluyendo la Corporación para la Conservación del Caribe (Caribbean Conservation Corporation), la Alianza Global para el Desarrollo Humano Sostenible (Global Alliance for Humane Sustainable Development).

Fuente: monografias.com

www.minegociodr.com