DR-CAFTA Tratado de Libre Comercio de las Américas

Temas relevantes acerca del tratado de libre comercio, República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos. Buscador de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) de la República Dominicana www.minegociodr.com

Mi NegocioDR

 
Web Mi NegocioDR

domingo, julio 30, 2006

DR-CAFTA: MÁS QUE UNA EXPERIENCIA COMERCIAL

Según la opinión del respetado columnista Carlos A. Montaner, dos mil quinientos años de historia económica documentada demuestran que el libre comercio es una de las vías más rápidas para combatir la pobreza y enriquecer a los pueblos.

En efecto, nunca antes un Tratado de Libre Comercio en la experiencia latinoamericana ha sido de gran importancia como aquel firmado por Estados Unidos con Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA, por sus siglas en inglés). Por sus rasgos, este tratado al mismo tiempo que es inédito es también oportuno y de largo alcance.

Inédito, en principio, porque es la primera vez que un alto funcionario de la Comisión Europea -Peter Mandelson, Comisario para Asuntos Comerciales- brinda su respaldo a un tratado de esta contextura, dando además, plena validez a la asociación comercial latinoamericana-estadounidense; y en segundo lugar, porque asimismo es la primera ocasión en que un acuerdo de libre comercio incluye un Comité para el Desarrollo Comercial, con la idea de equilibrar la fórmula reducción de la pobreza/libre comercio.

Oportuno, porque el DR-CAFTA propiciará un intercambio comercial anual de 32.000 millones de dólares, y porque los países centroamericanos obtuvieron el compromiso de donaciones por 180 millones de dólares para ayudarlos a mejorar sus reglamentaciones laborales y ambientales. Todo ello, independientemente de que estos países ingresan a la economía más fuerte del mundo en condiciones de certeza, predictibilidad y seguridad jurídica, en un ambiente en el que se han creado mecanismos para evitar la aplicación de medidas unilaterales que afecten a los flujos comerciales y en el que se ha incrementado la promoción de la competencia a través de la implementación de proyectos específicos en temas prioritarios para cada uno de los países miembros, entre otras cuestiones.

Finalmente, es de largo alcance, primero, porque en el sector textil se acordó una cláusula sin precedentes que otorgará beneficios de exención arancelaria a algunas confecciones producidas en América Central cuyo contenido incluya determinadas telas de los socios del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte; y en segundo lugar, por los significativos avances que se observan en la protección y promoción de los Derechos Laborales y del Medio Ambiente, los cuales, desbordan los criterios acordados en los Tratados de Libre Comercio celebrados con Chile y Singapur.

Hasta aquí, aparentemente estaríamos frente a una experiencia comercial. Sin embargo, el DR-CAFTA es más que eso, es el resultado lógico de veinte años de progreso democrático y social en Centroamérica, un dato no menor que los países andinos deberían subrayar, pues evidentemente, de lo que se trata no es de deteriorar esa "tendencia natural" a la integración, sino más bien que esta resulte complementaria al "Regionalismo abierto", es decir, al desplazamiento hacia una creciente interdependencia guiada por las señales del mercado y orientada a una mejor inserción en la economía internacional.

www.cadal.org