DR-CAFTA Tratado de Libre Comercio de las Américas

Temas relevantes acerca del tratado de libre comercio, República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos. Buscador de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) de la República Dominicana www.minegociodr.com

Mi NegocioDR

 
Web Mi NegocioDR

martes, julio 18, 2006

El DR-CAFTA y algunos problemas no contados

Como se había anticipado, el pasado primero de Julio no entró en vigencia el DR-CAFTA, sin fecha fija fue postergado por el gobierno dominicano y no por el de los Estados Unidos, y lo digo porque la pelota está en nuestro lado, a pesar de la palabrería es aquí donde deben hacerse los cambios de leyes y de reglamentos exigidos por el Acuerdo. El gobierno aún no entiende ó no ha querido entender el alcance del compromiso, como dice el pueblo, no ha leído ó no ha entendido las “letras pequeñas del Acuerdo”.

Cuando a principios del 2002 el país expresó interés en firmar, los norteamericanos le dijeron a los dominicanos que en tres meses, y ni un día más, debíamos negociar los productos y los accesos a los mercados, y que lo nuestro sería un acuerdo de adhesion pura y simplemente (conocido como docking), lo que implicaba aceptar la política comercial que los Estados Unidos había acordado previamente con Centroamérica.

No es verdad que con nosotros se firmó un acuerdo diferente, que salimos gananciosos con relación a centroamérica, la diferencia, si existe, es sólo en cuanto a la lista de productos de acceso a los mercados. La verdad debe ser dicha, después que se firmó el acuerdo no interesó a los productores locales, incluyendo a los de zonas francas como lo demuestro más adelante, al gobierno del PLD no le ha interesado porque lo amarra políticamente y también impacta la política de la cancillería, me refiero a las relaciones con otros Estados (es un asunto a discutir en otra entrega), y para colmo tampoco es verdad que los consumidores salen beneficiados como se dice, lo que también comento más abajo.

Para República Dominicana, cuál es la ganancia del DR-CAFTA? El gobierno ni nadie en el país lo sabe, no se ha estudiado el impacto que tendrá sobre la economía y el empleo, sobre las leyes que deben ser modificadas, incluyendo la 173 aúnque se diga lo contrario, es increíble pero no se ha investigado el impacto sobre el presente y el futuro de los dominicanos. El gobierno sólo dice que el 99% de los bienes quedarían de inmediato libre de aranceles, por lo que se podrá incrementar notablemente nuestras exportaciones, pero deliberadamente le esconden al pueblo otra verdad, que el 90% de los productos de República Dominicana se han podido vender sin aranceles y sin DR-CAFTA. Si Ud. comparan los porcentajes se debe concluir que la ganancia es residual. El costo, sin embargo, es muy alto, porque el 77% de los aranceles de República Dominicana se eliminan de inmediato, y en veinte años el 13% restante. Mientras se desconoce las implicaciones del desmantelamiento arancelario sobre la estructura productiva, el gobierno, y se podría decir que actuando de manera egoísta, diligenció y obtuvo compensación fiscal de corto plazo, el recargo cambiario en sustitución de los aranceles que se eliminan, aumentó el ITBIS, el impuesto sobre la renta y hasta creó un impuesto especial transitorio sobre las importaciones. Es decir, aprovechó el DR-CAFTA y su posible entrada en vigencia para mejorar sus fuentes de ingresos, ha sido el gran ganador.

Recientemente el Director General de Aduanas afirmó que los precios bajarían a partir del día primero de julio, porque desaparecería el costo de la factura consular y porque se elimina el recargo cambiario. Dejando de lado su lapsus linguae, porque si no entra en vigencia el DR-CAFTA el gobierno mantiene el recargo cambiario, el amigo Miguel Cocco olvida que los precios en República Dominicana son rígido a la baja, la historia de precios del país así lo demuestra. No sólo el amigo Cocco, también el gobierno completo, debe saber que no se puede afirmar, sin caer en contradicciones con las evidencias empíricas de las últimas décadas, que los precios bajarán y que los consumidores se beneficiarán con la entrada en vigencia del DR-CAFTA, porque lamentablemente para los consumidores el asunto no es tan lineal.

Los teóricos dicen que si se reduce la tasa de cambio y/o el arancel, los precios deben reducirse. Pero desde agosto del 2004 y hasta la fecha, el gobierno ha mantenido una tasa de cambio artificialmente baja, y sin embargo, los precios no bajaron, muchos se congelaron en niveles compatibles con tasa de cambio sobre RD$40 y no fueron pocos los precios que incluso aumentaron. El amigo Miguel Cocco y el gobierno deberían preguntarse porqué no bajaron? Si investigan se darán cuenta que se debe al hecho de que en la economía dominicana no hay competencia en los mercados de los productos, por lo que es sofisma cualquier otra cosa que se diga.

Las empresas de zonas francas están en problemas con y sin el DR-CAFTA, producen bienes que pagan bajo arancel en los Estados Unidos, es decir, compiten con China que disfruta de una ventaja adicional, ahora sus productos tienen libre acceso al mercado de los Estados Unidos, luego del desmantelamiento del sistema de cuotas a que obligaron los acuerdos de la OMC. En el 2009 las empresas de zonas francas dominicanas deberán pagar todos sus impuestos internos en República Dominicana, incluyendo el de la renta. Serían otros tipos de empresas de zonas francas, y no las actuales, las que eventualmente se beneficiarían del DR-CAFTA, me refiero a empresas con productos con mayor valor agregado que en los Estados Unidos pagan aranceles relativamente altos. Lamentablemente la reconversión industrial en las zonas francas no está al doblar de la esquina como mucho creen, tomará tiempo, recursos financieros, entrenamientos de personal y demandará del gobierno reorientación de las inversiones para privilegiar la educación.



Elegir tamaño Pequeño Normal Grande Muy Grande




Las empresas de zonas francas están en problemas con y sin el DR-CAFTA, producen bienes que pagan bajo arancel en los Estados Unidos



POR ARTURO MARTÍNEZ M.
Como se había anticipado, el pasado primero de Julio no entró en vigencia el DR-CAFTA, sin fecha fija fue postergado por el gobierno dominicano y no por el de los Estados Unidos, y lo digo porque la pelota está en nuestro lado, a pesar de la palabrería es aquí donde deben hacerse los cambios de leyes y de reglamentos exigidos por el Acuerdo. El gobierno aún no entiende ó no ha querido entender el alcance del compromiso, como dice el pueblo, no ha leído ó no ha entendido las “letras pequeñas del Acuerdo”.

Cuando a principios del 2002 el país expresó interés en firmar, los norteamericanos le dijeron a los dominicanos que en tres meses, y ni un día más, debíamos negociar los productos y los accesos a los mercados, y que lo nuestro sería un acuerdo de adhesion pura y simplemente (conocido como docking), lo que implicaba aceptar la política comercial que los Estados Unidos había acordado previamente con Centroamérica.

No es verdad que con nosotros se firmó un acuerdo diferente, que salimos gananciosos con relación a centroamérica, la diferencia, si existe, es sólo en cuanto a la lista de productos de acceso a los mercados. La verdad debe ser dicha, después que se firmó el acuerdo no interesó a los productores locales, incluyendo a los de zonas francas como lo demuestro más adelante, al gobierno del PLD no le ha interesado porque lo amarra políticamente y también impacta la política de la cancillería, me refiero a las relaciones con otros Estados (es un asunto a discutir en otra entrega), y para colmo tampoco es verdad que los consumidores salen beneficiados como se dice, lo que también comento más abajo.

Para República Dominicana, cuál es la ganancia del DR-CAFTA? El gobierno ni nadie en el país lo sabe, no se ha estudiado el impacto que tendrá sobre la economía y el empleo, sobre las leyes que deben ser modificadas, incluyendo la 173 aúnque se diga lo contrario, es increíble pero no se ha investigado el impacto sobre el presente y el futuro de los dominicanos. El gobierno sólo dice que el 99% de los bienes quedarían de inmediato libre de aranceles, por lo que se podrá incrementar notablemente nuestras exportaciones, pero deliberadamente le esconden al pueblo otra verdad, que el 90% de los productos de República Dominicana se han podido vender sin aranceles y sin DR-CAFTA. Si Ud. comparan los porcentajes se debe concluir que la ganancia es residual. El costo, sin embargo, es muy alto, porque el 77% de los aranceles de República Dominicana se eliminan de inmediato, y en veinte años el 13% restante. Mientras se desconoce las implicaciones del desmantelamiento arancelario sobre la estructura productiva, el gobierno, y se podría decir que actuando de manera egoísta, diligenció y obtuvo compensación fiscal de corto plazo, el recargo cambiario en sustitución de los aranceles que se eliminan, aumentó el ITBIS, el impuesto sobre la renta y hasta creó un impuesto especial transitorio sobre las importaciones. Es decir, aprovechó el DR-CAFTA y su posible entrada en vigencia para mejorar sus fuentes de ingresos, ha sido el gran ganador.

Recientemente el Director General de Aduanas afirmó que los precios bajarían a partir del día primero de julio, porque desaparecería el costo de la factura consular y porque se elimina el recargo cambiario. Dejando de lado su lapsus linguae, porque si no entra en vigencia el DR-CAFTA el gobierno mantiene el recargo cambiario, el amigo Miguel Cocco olvida que los precios en República Dominicana son rígido a la baja, la historia de precios del país así lo demuestra. No sólo el amigo Cocco, también el gobierno completo, debe saber que no se puede afirmar, sin caer en contradicciones con las evidencias empíricas de las últimas décadas, que los precios bajarán y que los consumidores se beneficiarán con la entrada en vigencia del DR-CAFTA, porque lamentablemente para los consumidores el asunto no es tan lineal.

Los teóricos dicen que si se reduce la tasa de cambio y/o el arancel, los precios deben reducirse. Pero desde agosto del 2004 y hasta la fecha, el gobierno ha mantenido una tasa de cambio artificialmente baja, y sin embargo, los precios no bajaron, muchos se congelaron en niveles compatibles con tasa de cambio sobre RD$40 y no fueron pocos los precios que incluso aumentaron. El amigo Miguel Cocco y el gobierno deberían preguntarse porqué no bajaron? Si investigan se darán cuenta que se debe al hecho de que en la economía dominicana no hay competencia en los mercados de los productos, por lo que es sofisma cualquier otra cosa que se diga.

Las empresas de zonas francas están en problemas con y sin el DR-CAFTA, producen bienes que pagan bajo arancel en los Estados Unidos, es decir, compiten con China que disfruta de una ventaja adicional, ahora sus productos tienen libre acceso al mercado de los Estados Unidos, luego del desmantelamiento del sistema de cuotas a que obligaron los acuerdos de la OMC. En el 2009 las empresas de zonas francas dominicanas deberán pagar todos sus impuestos internos en República Dominicana, incluyendo el de la renta. Serían otros tipos de empresas de zonas francas, y no las actuales, las que eventualmente se beneficiarían del DR-CAFTA, me refiero a empresas con productos con mayor valor agregado que en los Estados Unidos pagan aranceles relativamente altos. Lamentablemente la reconversión industrial en las zonas francas no está al doblar de la esquina como mucho creen, tomará tiempo, recursos financieros, entrenamientos de personal y demandará del gobierno reorientación de las inversiones para privilegiar la educación.

Los productos agrícolas, el subsidio a los productores

En cuanto a los productos agrícolas, el subsidio a los productores norteamericanos es una amenaza real, son muchos los productos y los productores a los que el gobierno norteamericano ayuda con cantidades de dinero que nadie aquí sabe, situación ésta que República Dominicana no podrá contrarrestar y que en el corto plazo se convertirá en competencia desleal, aúnque se siga diciendo que es en 20 años cuando se desmantelará la protección y que estamos a salvo frente a las importaciones agropecuarias. Es decir, el desplazamiento del productor agrícola local no será en el largo plazo como se dice, en el mismo corto plazo se hará sentir el peso del subsidio del gobierno de los Estados Unidos a sus productores. No es un invento, así lo confirma la historia de la industria del azúcar de caña y de remola en los Estados Unidos y en los países europeos desde el siglo XIX y hasta los primeros treinta años del siglo XX. Por el lado de las exportaciones, es posible que se coloquen mango, lechosa, banano orgánico, vegetales, ajies, aguacate, cebolla, pero esos rubros no generarán los ingresos que se necesitarán para financiar la avalancha de nuevas importaciones.

No hablo sobre los aumentos de precio de las medicinas y las consecuencias sobre el presupuesto de los envejecientes y de los que viven comprando medicina todos los días, semanas y meses del año, es una realidad que las nuevas reglas que reclaman los norteamericanos, que también es cierto están consignadas en el Acuerdo aúnque el gobierno siga diciendo lo contrario, implican un aumento de las restricciones, que deberán incidir negativamente en los precios. Tampoco me refiero aquí a las implicaciones de la modificación de la ley 173, que también se acordó, lo que se firmó dice que se mantiene la ley para los contratos vigentes y no así para los nuevos contratos, y eso hay que advertirlo en la legislación. Con la modificación de la ley, objetivo que nadie en el país debería esperar que los norteamericanos renuncien ó que pospongan sus derechos contractuales, se desplaza poco a poco el capital local en el sector comercial y se sustituye por capital norteamericano. Que nadie se engañe, la desviación de comercio, que es un hecho de inmediato, es la ganancia de los Estados Unidos, y la creación de comercio, que es una eventualidad en el largo plazo, de los dominicanos. Para que la desviación de comercio sea efectiva no puede existir la ley 173, es la razón por la que la entrada en vigencia del DR-CAFTA requiere la finalización del comercio preferencial, y la ley 173 implica eso, un comercio controlado por los que tienen concesiones. El gobierno no ha entendido el acuerdo o se hace el que no entiende, con razón el embajador de los Estados Unidos le recuerda que el gigante del norte no está reclamando nada nuevo, que todo está consignado en lo que se firmó y es cierto, porque lo que se firmó cuando se traduce en cibaeño dice que debe desmantelarse las barreras al comercio y la ley 173 es una de ellas.

Políticamente ha convenido al gobierno su falta de interés y el hacerse el loco con relación al DR-CAFTA, le ha permitido seguir contratando y comprando sin hacer licitación pública, como tiene todos los poderes y ganó las últimas dos elecciones, entiende que no está obligado a la transparencia pública en cuanto a los gastos de consumo y de inversión, sin rendir cuenta a nadie y sin que nadie sepa nada con relación a los precios y las cantidades, por eso puede seguir gastando y gastando en el metro. Al finalizar le doy una mano al gobierno, podría decir, y sería absolutamente verdad, que la licitación pública tiene su lado negativo para la economía, el gasto de consumo del sector público reduciría su impacto en el crecimiento de la economía, porque una buena parte de los recursos se iría al exterior, a los Estados Unidos de manera específica, porque a ese país habría que hacerle las compras y también hacer las contrataciones de servicios, se ganarían casi todas las licitaciones. Es una hipótesis que le adelanto, para que comience a conformar su estrategia de defensa de porqué no le ha interesado ni le interesa el DR-CAFTA.


hoy.com.do